MAL TIEMPO

74 millones de afectados por una bomba ciclónica de nieve

Miles de personas quedaron sin electricidad al ser víctimas del temporal, que podría seguir haciendo daño este jueves.
jueves, 14 de marzo de 2019 · 12:00

EEUU, Colorado.- La poderos tormenta invernal que afectó 25 estados y más de 74 millones de personas en Estados Unidos, dejó inundaciones y fuertes vientos y se extendió desde el norte de las Montañas Rocosas hasta Texas.

Alrededor de 1.100 automovilistas quedaron varados en Colorado mientras una feroz tormenta de invierno — una “bomba ciclónica”– liberaba vientos con fuerza de huracán y condiciones de tormenta de nieve en partes del centro de Estados Unidos.

Se esperaba que esta bomba ciclónica continuara su marcha el jueves, desatando fuertes lluvias y nieve en las llanuras del Medio Oeste. Las patrullas de la Guardia Nacional estuvieron obligadas a utilizar vehículos especializados para rescatar a conductores varados en Colorado, tal como informa el diario nacional El Instransigente.

Los vientos de 145 kilómetros se registraron tan al sur como Dallas, escribió el Washington Post, donde un depósito de Amazon cerca del Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth vio volar su techo. Se registró 150 kilómetros por hora en el Aeropuerto Internacional de Denver, que se cerró para la gran mayoría del tráfico aéreo.

Pese a todo lo dramático de este temporal, apenas se registró un accidente fatal, pues se supo que tan solo un efectivo de la Patrulla Estatal de Colorado resultó muerto.

Denver permaneció bajo una advertencia de ventisca hasta la medianoche con tanto como un pie de nieve en el pronóstico. El Departamento de Transporte del estado cerró tramos de las autopistas interestatales 25 y 70 hasta al menos la mañana del jueves debido a las condiciones de la ventisca, y también se cerraron otras carreteras, informó la afiliada de NBC KUSA de Denver.

Se cancelaron más de 1.300 vuelos en el Aeropuerto Internacional de Denver, donde se reportó una ráfaga de viento 145 kilómetros por hora durante el miércoles por la mañana. Todas las pistas de ese aeropuerto se cerraron a primera hora de la tarde y permanecieron cerradas hasta el miércoles por la noche.

Miles de personas quedaron sin corriente eléctrica debido a varias interrupciones en el área. Alrededor de 86.000 clientes en Colorado no tenían electricidad el jueves temprano, según una de las empresas de energía. Otros 47.000 no tenían corriente en Nuevo México y el norte de Texas.