RACISMO

La insólita e indignante autopista del "apartheid"

Furia palestina por una autovía que divide a los israelíes y a los palestinos.
viernes, 11 de enero de 2019 · 15:51

(ANSA) - Israel inauguró al nordeste de Jerusalén, en Cisjordania, una ruta de cuatro kilómetros donde los automóviles palestinos transitan separados de los israelíes por un muro de ocho metros de altura, lo que desató la furia de las autoridades de Ramalá que denuncian un "apartheid".

En Cisjordania, reveló el diario israelí Haaretz, existen otras arterias reservadas exclusivamente al tránsito palestino o israelí. Pero en este caso, precisó el periódico, la subdivisión ocurre mediante un muro que corre paralelo durante todo el recorrido.

La arteria 4370 pasa por las inmediaciones de la ciudad-colonia de Maale Adumim, situada entre Jerusalén y Jericó, en Cisjordania. Esta ruta facilitará el ingreso a Jerusalén para los israelíes que viven en los asentamientos situados al sur de Ramalá, en territorio palestino ocupado.

Según informaba el Diario Nacional El Intransigente, los palestinos que quieran utilizarla, según la televisión comercial Canal 10, serán bloqueados en el ingreso por la policía israelí. Los automóviles palestinos serán entonces desviados hacia el lado oeste de esa misma arteria que bordea un poblado palestino cerca de Jerusalén este.

El costo de la obra, concebida según Israel por motivos de seguridad, fue de 150 millones de shekels, unos 40 millones de euros. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) reaccionó duramente a la apertura de esta vía separada para israelíes y palestinos.

En un documento del ministerio de relaciones exteriores, citado por la agencia de noticias oficial Wafa, se afirma que el efecto de esta vía será "profundizar el régimen de apartheid en la Palestina ocupada".

Las autoridades israelíes, agregó el ministerio, "continúan socavando cualquier ocasión para alcanzar una solución política al conflicto". En particular, según el ministerio, esta arteria fue concebida "para realizar el proyecto de expansión E-1" en el área comprendida entre Jerusalén y la ciudad-colonia de Maaleh Adumim. Se trata de un proyecto que, según los palestinos, corre el riesgo de constituir una cuña que penetrará entre el norte y el sur de Cisjordania.

Más de