#JUSTICIAPORDEBORA

El pedido de justicia de la familia de Débora Pérez Volpin

A un año de la muerte de la periodista su familia busca obtener la justicia que hoy se ve entorpecida por la defensa de los médicos
miércoles, 06 de febrero de 2019 · 09:21

REDACCIÓN. Apenas pasó un año de la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin, pero para su familia todos estos meses han sido eternos y duros, ya que en la justicia siguen debatiendo quién es el responsable de la muerte de la periodista el pasado 6 de febrero de 2018 en medio de una endoscopia en el Sanatorio de La Trinidad de Palermo.

La familia por estos días espera, desde Noviembre pasado, que el tribunal disponga su fecha de inicio, por lo cual crearon en las redes el hashtag #JusticiaPorDébora el cual se replicó en todas las redes sociales la semana de su fallecimiento. Todo para intentar esclarecer los hechos que tienen como protagonistas al médico endoscopista Diego Ariel Bialolenkier y a la anestesióloga Nélida Inés Puente, procesados por homicidio culposo en grado de coautores.

"Ambos médicos llegaron al juicio procesados por homicidio culposo en grado de coautores; obviamente con toda la investigación concluida. Se revisó y confirmó todo por la Cámara del Crimen", comenta Diego Pirota, abogado de la familia de Pérez Volpin, a Crónica. "En diciembre las defensas pidieron una ampliación de una pericia, que al día de hoy no tiene fecha. Hasta que esto no suceda no habrá fecha de juicio". 

Para explicar de qué se trata esta pericia, el abogado indica: "las preguntas del endoscopista están dirigidas a demostrar que su endoscopio no fue el que la perforó, sino que fue la acción de la anestesista tratando de entubarla. Y que Débora sufrió alguna otra patología, propia, preexistente. Las preguntas de la anestesista están dirigidas a demostrar que ella hizo lo que había que hacer, osea asegurar la vía aérea, y que la perforación fue del endoscopio. Se tratan de culpar el uno al otro", asegura Pirota y agrega: "sin embargo todo esto es innecesario ya que la autopsia ya dejó en claro que la perforación la produjo el endoscopista. Todo esto no es más que una pérdida de tiempo".

"Las endoscopías tienen un riesgo de 0,04% de muerte. Lo que nos gustaría es que el caso de Débora, que generó tanta conmoción pública, sirva para un antes y un después", comentó Enrique Sacco a un medio argentino.