TRAGEDIA

El exnovio de la turista argentina que murió en Tailandia culpó al instructor de buceo

Franco Cetti aseguró que el guía fue negligente porque ''a perdió de vista, por eso no la encontraron a tiempo y no pudieron reavivarla''.
jueves, 10 de enero de 2019 · 13:26

Franco Cetti, exnovio de Rocío Gómez, la turista argentina que falleció luego de sufrir un accidente mientras efectuaba el "bautismo" de una instrucción de buceo en la isla Tao, en Tailandia, acusó al instructor por "negligencia" y lo culpó por esta fatalidad. "Para mí el instructor es negligente porque la perdió de vista, por eso no la encontraron a tiempo y no pudieron reavivarla", se descargó.

"Es responsable de que haya desaparecido, porque no la tenía de la mano al momento de la inmersión. A Rocío la perdieron, no se sabe qué pasó abajo del agua ni cuánto tiempo estuvo", manifestó Cetti en declaraciones con La Nación +. El instructor también es de nacionalidad argentina, se llama Nahuel Oscar Martino y tiene 28 años.

"La manager de la escuela de buceo (Pura Vida Koh Tao) nos dijo que Rocío se había perdido y que no había seguido el protocolo de seguridad, pero que el instructor siguió 100% los pasos que debía. La institución no nos brindó ayuda en ningún momento. Si no hubo negligencia por parte de la empresa, no sé por qué no nos intentó ayudar. Además nos contó que Martino lleva ocho meses trabajando como instructor", continuó la expareja de Gómez.

"No sé lo que pasó. Dicen que le dio un ataque al corazón, que no es culpa del instructor, pero sí es responsable de que haya desaparecido, porque no la tenía de la mano". enfatizó, según lo consignó el Diario Nacional El Intransigente. Por su parte, Phiyapong Boonkaew, jefe de la Policía de Koh Tao, detalló que están "investigando las circunstancias" de este accidente que ocurrió el 17 de diciembre pasado que lamentablemente provocó, cuatro días después, la muerte de la turista.

Poco tiempo después de que el resto del grupo de buceadores perdieran el rastro de sus cuatro compañeros de aventura, uno de ellos encontró a la argentina sin el regulador para respirar bajo el agua en su boca. Rocío estaba a seis metros de profundidad e inmediatamente fue retirada del agua. 

Distintas fuentes consulares ratificaron que la turista argentina de 39 años viajó en diciembre último a Tailandia acompañada por amigos. Desde su fallecimiento, la Dirección de Asuntos Consulares de Cancillería así como la embajada argentina en Bangkok se encargaron de contactar a sus familiares y así poder efectuar los trámites necesarios para cremar el cuerpo de la mujer.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias