PRUEBA DE AMOR

Una reconocida princesa renunció a la corona por amor

La joven princesa decidió casarse con un plebeyo
jueves, 18 de mayo de 2017 · 00:00

JAPÓN (Redacción) – La nieta del actual emperador de Japón, Akihito, más conocida como la princesa Mako se ha comprometido con Kei Komuro, un plebeyo, que cumple el rol de un simple empleado de despacho de abogados, motivo por el que tuvo que renunciar a la corona para mantener la relación.

Este dato se ha dado a conocer por los portales de noticias de país, además ha informado que como el elegido por la princesa no pertenece a una familia real, de acuerdo con la legislación del país asiático la joven será privada de su título y pasará a ser una ciudadana común cuando se case.

Los novios se conocieron en la Universidad Cristiana Internacional de Tokio hace ya cinco años, cuando eran estudiantes. En aquel momento el joven que enamoro a la princesa, participó en una campaña para promover el turismo de playa en la ciudad de Fujisawa, al sur de la capital, en la que desempeñó el papel del ‘príncipe del mar’.

Los padres de la princesa al enterarse de la relación de los jóvenes, de ahora 25 años de edad, el príncipe Akishino y su mujer Kiko, han aprobado su decisión y han apoyado desde un primer momento y es por este motivo que no han dejado pasar ni un detalle de las esperada boda que se celebrará el año que viene.

En el país asiático si un miembro femenino de la familia real de Japón pierde su título al casarse con un plebeyo, el Estado está obligado a pagar una asignación, cuya suma se establece en una reunión de un consejo compuesto por ocho miembros entre los que se encuentra el primer ministro. 

Resultado de imagen para la princesa Mako y Kei Komuro
Cargando más noticias
Cargar mas noticias