Tras los saqueos, la ciudad de Córdoba amaneció hoy virtualmente paralizada

- -
El gobierno cordobés decretó asueto administrativo y escolar para evitar problemas de inseguridad ante la ola de saqueos que se registró tras el acuartelamiento de la policía

Córdoba.- En medio del caos generalizado que se vive en la provincia de Córdoba por la ola de saqueos que se registraron ayer como consecuencia del acuartelamiento de la policía local que reclama un aumento salarial, el gobierno provincial decretó asueto administrativo y escolar para este miércoles.

Por este motivo, la ciudad de Córdoba amaneció hoy virtualmente paralizada.

El jefe de Gabinete, Oscar González, admitió que en la ciudad de Córdoba está “muy resentida” la presencia de la Policía, por la protesta por reclamos salariales, lo que ha facilitado que haya saqueos en supermercados y distintos locales comerciales.

En cuanto al transporte público, el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) local, Alfredo Peñaloza, ratificó que los choferes del servicio urbano de pasajeros no saldrán a trabajar mientras se mantenga la ausencia policial en las calles.

"Están listos en las puntas de línea para salir, pero esperamos a ver qué pasa. Hasta que no haya policías en la calle, no salen", señaló el titular de la filial cordobesa de la UTA.

También es prácticamente inexistente el servicio de taxis y remises.

En esta jornada tampoco habrá clases en las escuelas públicas y privadas, según ratificó el titular de la Unión Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), Juan Monserrat.

Por su parte, tanto el titular de la Asociación Bancaria local, Raúl Ferro, como la dirigente del gremio de los judiciales cordobeses, Irina Santesteban, aconsejaron a sus afiliados no concurrir a los lugares de trabajo.

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, informó hoy que "son 52 los detenidos" y "más de 60 los heridos" como consecuencia de la situación que se vive desde el martes.

"La situación ha sido provocada por aquellos que no tomaron los canales adecuados para negociar", afirmó el mandatario apenas arribado esta madrugada a Córdoba tras suspender un viaje que realizaba a Colombia.